jueves, 11 de mayo de 2017

VENDEDOR DE JUGUETES









El pasillo por donde avanzamos está reventado en neón blanco, impecable, y su lateral está escoltado por un arsenal de vibradores exhibidos en la pared. A primer golpe de vista parecen grandes marcadores fluorescentes para dibujar. La escala de colores y tamaños queda clasificada en rosados, azules, morados y verdes. Largos, gruesos, lisos y rugosos. 
 —Parece una vitrina de la juguetería Pepe ganga —le digo a Daniel y seguimos avanzado despacio por las baldosas blancas, por la luz blanca, y la atmósfera contrastada en multicolor.
Daniel me corrige, diciendo que el almacén no parece una juguetería.

 —Es una juguetería porque esto es entretenimiento para adultos —dice—, cuando éramos pequeños jugábamos con carritos y muñecas, pero ya grandes lo hacemos con vibradores, aceites y pastillas multiorgásmicas.





No hay comentarios:

La novela Sabotaje en la academia

Buscando reseñas viejas de la novela encuentro un documento en pdf escrito desde la Universidad de Antioquia. Es un estudio de la jerga pais...

Entradas populares