martes, 9 de mayo de 2017

PRÓFUGA AZUL



En la etiqueta PROYECTOS EDITORIALES, están los proyectos de escritura que esperan a ser publicados.

Para jóvenes entre los 15 y 17 años.

Sinopsis:
Supersticiosa y brillante, Abril es seducida por Castillo, un profesor universitario, apasionado y comprometido con la educación de sus alumnos, y aun así atraído por la belleza e inteligencia de la chica. Una mañana luminosa en la universidad, y con fines académicos Abril tiene que visitar la oficina de su profesor Castillo. Encerrados en la oficina ocurre un tenso y confuso encuentro que partirá sus vidas en dos.
Por un lado, la novela puede leerse como una novela negra, un enigma pasional entretejido con un vistazo literario y analítico a la educación, pero por otro lado es la descripción del mítico romance entre mentor y alumno. Prófuga azul es una versión moderna del cuento de Caperucita Roja, con un final que dejará el corazón aliviado después de una tormenta de emociones.

Extensión: 61 pág en Word, Times New Roman, 12, a doble espacio.

Fragmento:

"Aunque su mamá no se lo permitía, Abril gustaba más el estilo hippie, de camisetas sin aplanchar, de bluyines desteñidos, pelo largo, manillas y collares tejidos, el rostro ni rubor postizo sin lápiz labial. Abril prefería lo sencillo, en clara oposición al gusto de su madre quien gustaba de los tacones, el cepillado del cabello y los bolsos de cuero lustrado. Abril deseaba tatuarse. De haber podido, se hubiera dibujado para siempre en la piel del omoplato un colorido mandala, que le simbolizaba la concentración de la energía cósmica reunida para que ella existiera. También hubiera comprometido la blancura de su hombro con un dragón enrocado en un castillo, que le recordaba la fantasía y la magia con las que su mundo tenía sentido. También soñaba con una brújula rústica sostenida por un hada de los lagos que le adornara la tersura de los muslos, una brújula que equilibraba las fuerzas del azar y la voluntad de ser la dueña de su destino. Si por ella fuera tendría su cuerpo dibujado de simbolismos y recordatorios, al menos, cinco o seis repartidos en el cuerpo. Más los piercings, las extensiones, el pelo con mechones rojos y bermejos y anillos con piedras cargadas de energía. Le hubiera gustado quemar ramas de Palo Santo en su pieza y colgar una hamaca y tener un novio con el pelo de rastafari, un jamaiquino, un Bob Marley. Pero todo esto solo eran sueños. Según su madre, ella era una señorita, y las señoritas no vivían como locos. Su madre solo le permitía leer a Osho, el maestro hindú de los ojos brotados como sapo y asistir a clases de yoga los fines de semana para alinear sus chacras. Pero Abril, a escondidas, también creía en el poder de las pirámides."

No hay comentarios:

BALLESTEROS

Entradas populares