martes, 7 de mayo de 2013

COPERAS



Foto: Juan Fernando Ospina

Coperas: mujeres que se tambalean en la frontera que separa las mesas de los bares y las camas de las residencias.

Durante la noche, sentados en el bar Hollywood, Juliana no ha dicho mi nombre. No me dice Andrés, sino papi, y cada que me dice papi yo floto en los espacios misteriosos de mi ser. Andrés es el nombre del esclavo que obedece las órdenes del mundo. Papi es un cuento de mil y una noches.  

Lea la crónica en UniversoCentro

No hay comentarios:

BALLESTEROS

Entradas populares