jueves, 11 de octubre de 2012

FOTÓGRAFO DE PREPAGOS


El fotógrafo cierra un ojo y gira en horizontales y verticales una enorme cámara que parece el motor de una licuadora Oster. Las chicas en tangas se revuelcan en un sofá al ritmo de un reguetón, ignorándonos con descaro. Grisales, el cámara, graba un video, donde según los cánones del género caben los chispazos del flash. Mientras todos hacen lo suyo sigo recostado sobre una pared de madera intentando algunas frases en la libretica: "Un despecho produce falta de atención, es como estar y no estar a la vez, distraído, fastidiado, mala leche. Lo mejor sería salir a tomar aire. El viento frío de Santa Elena me pega en la cara. 4:30 de la tarde y el cielo está limpio. Recuerdo una frase de Beigbeder: 'Borrar constituye un duro trabajo. Habrá que vivir muchos momentos hermosos para reemplazar los anteriores'. Este podría ser un ser un gran momento, uno que ayude a reemplazar los anteriores. Pero, lastimosamente, no lo es".

Acá la crónica completa en UNIVERSOCENTRO

1 comentario:

Carlos de la Parra dijo...
Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.

BALLESTEROS

Entradas populares