martes, 20 de julio de 2010

CRÓNICA: SOLDADITO DE PLOMO

Andrés Delgado burlándose de la Policía Militar.


Grucho Marx decía: “Inteligencia Militar, dos términos contradictorios.” Pero dejando aparte esto, lo que sí queda claro es la creatividad que tienen los militares para inventar castigos. Las sanciones crueles, absurdas, humillantes y desproporcionadas son el aceite para el buen funcionamiento de la maquinaria militar o por lo menos así eran en 1996, cuando presté servicio militar. Exhorcismo de mi vida como soldado.

Lea la crónica en LA SILLA VACÍA: CRONICA DE UN SOLDADITO DE PLOMO

6 comentarios:

Lalu dijo...

Què tristeza.

eliel dijo...

por eso la milicia es una mierda
y Uribe y santos son unos hp. paracos q no merecen vivir en colombia.
Abajo Uribe y Santos
ojala las farc les den por el culo

Lalu dijo...

Contame còmo fue que tu historia terminó en lasillavacia

Juango dijo...

¡Excelente crónica! La narración le hace a uno presenciar semejantes torturas y atropellos a la dignidad de las personas.

Como decía un lector en los comentarios de este texto en La Silla Vacía, yo también recordé lo que me contaba mi tío de cuando lo castigaban e igualmente se voló: palo y calabozo a más no poder.

Andrés Delgado dijo...

Lalú, de manera completamente azarosa envié el artículo al editor. Sé que LA SILLA VACÍA sólo trata el tema del PODER en Colombia, y el ejército está directamente relacionado con el poder, de ello es la institución que sustenta el poder del Estado.

Andrés Delgado dijo...

Profesor Juan Gonzalo, gracias por su visita. Es un orgullo tenerlo por acá, el MOLESKIN es su casa.

BALLESTEROS

Entradas populares