miércoles, 20 de enero de 2010

La morena de la 33.




“Como ya tengo el carro, de vez en cuando paso por la 33 a ver las muchachas”, me dice Antonio refiriéndose, por supuesto, a las chicas que trabajan en la avenida por la noche. La 33 es calle donde hay más jovencitas con pinta descente. Por ese sector deambulan además travestis y otra fauna de comercio sexual.

Me dice Antonio que no tenía un peso, pero aún así pasó por mirar nada más, “me fui de chismoso”. Eran las 10 de la noche. Cuando estaba por subir el puente de San Diego vio un grupo de muchachas que charlaban y “chupaban bombón”. Una de ellas le gustó a Antonio: morena, alta, delgada, con el cabello largo. Dice Antonio que cruzó miradas con ella y fue entonces cuando la chica se dejó venir.

―Qué más pues― saludó ella por la ventanilla contraria del conductor.
Cuando menos pensó, la chica estaba sentada de copiloto. Antonio embragó primera y arrancó despacio el carro. Lo primero que pensó era que sólo tenía 4 mil pesos en la billetera. Y la nena podría valer unos 30 mil.

―Mi amor ―dijo Antonio―, pero yo no tengo plata.

―No se preocupe ―dijo la chica― alguna cosa nos inventamos.

Más adelante, Antonio cogió el celular que estaba en la gaveta e hizo que miraba la hora, pero en realidad quería tener a la vista el aparejo. “Con estas viejas uno nunca sabe”, me dice.

―Mi amor ―repuntó Antonio mirando a la chica en el carro―, y qué es lo más barato.

―Una manoseada ―contestó la morena.

―Cuánto vale eso ―preguntó Antonio

―3 mil.

Antonio pensó que con 4 mil, hasta le iban a sobrar mil pesos.
“Pero no le hice nada”, me cuenta. “Yo necesito una conexión más fuerte, así tan frío es un desastre”.

― Qué hizo entonces con la morena, ―le pregunto.

―Le dije que estaba muy niña, que la volvía a llevar a la 33.

―Qué contestó la chica― le pregunto.

― Ella me dijo: “pero jovencitas es como gustan…”

―A mí no me gustan las niñas, ―le contestó Antonio a la morena.

Cuando la chica se bajó del carro, Antonio le dio los 4 mil pesos.



No hay comentarios:

BALLESTEROS

Entradas populares