martes, 20 de octubre de 2009

LA OBSESIÓN POR LAS LISTAS

Umberto Eco. Fuente: revistañ

Tengo una memoria terrible. Ahora que estoy estudiando inglés, por ejemplo, me he sorprendido buscando el significado de una misma palabra tres y cuatro veces en una sola sentada. ¡Es desesperante! Por otro lado, para no olvidar las tareas diarias, que se salen de la cotidianidad, como una llamada, una diligencia, etc, es muy común que las escriba en un papelito que llevo en el bolsillo de la camisa. Cuando acabo con una de ellas, saco el papelito y verifico la próxima cuestion pendiente. Cada día hago el mayor esfuerzo por saldar todo lo que tenía propuesto. Eso sí, cualquier cosa que quede por fuera del papelito no tiene oportunidad de ser recordada.

Las listas son mi memoria, mi agenda, mis aciertos cuando llamo y felicito por el cumpleaños, cuando cumplo con trabajos para la U y con trabajos para el trabajo, o con el pago de facturas. Pero también mis desaciertos cuando olvido escribir en la lista la reunión de padres en el colegio de mis hijas, cuando olvido algún material para sus clases de pintura, cuando no hago las llamadas pendientes, o no escribo los correos, no recuerdo los aniversarios o no compro el papel higiénico en el supermercado.

Apropósito de listas, Umberto Eco acaba de presentar su nuevo libro, sobre la obsesión humana por las listas. Queda el link y un blog sobre listas:

El vértigo de las listas
http://siemprelista.blogspot.com/

No hay comentarios:

BALLESTEROS

Entradas populares