lunes, 8 de agosto de 2011

EDUCACIÓN A CAMBIO DE RELIGIÓN

Cuando les conté a mis hijas la historia del diluvio universal, esa atrocidad que cometió Dios contra el hombre, y el posterior pacto con Noe, las niñas me preguntaron cuál Dios era ése.

―El dios más grande―, contesté.

―¡Ya sé!, ―saltó Abril―, ¡Poseidón!

―No, ―dijo MaríaIsabel―, Poseidón es el dios de los mares. Thor es el dios más grande.

Ambas intentaron varios nombres, y yo callado, tremendamente preocupado, por el diluvio que se venía, parecido a la tormenta bíblica. Entonces me preguntaron: Papá, ¿cómo se llama el Dios de dioses? La avalancha llegó y me dejó con el pantano hasta el cuello. No supe contestar.


LEA PIEL DE TOPO

No hay comentarios:

BALLESTEROS

Entradas populares